martes, 27 de marzo de 2018

Travesía Salayambo - Marzo 2018


Saludos Estimados Niveros

   El 24 de marzo salimos a realizar la travesía correspondiente a este mes. Nuestro destino sería la Laguna Negra en la provincia de Cotopaxi.

   La salida prevista era las 9 de la mañana... lastimosamente por un inconveniente en mi vehículo ( empezó a perder refrigerante por el empaque entre la cañería de la calefacción y el motor), se retraso la salida hasta las 12 am.

   Nos reunimos en el punto de encuentro cuatro tripulaciones, Jorge y Ana Belén, Pablo y Nicolás, Francisco y Gigi, Marcelo y Ramíro; y después de las fotos de rigor empezamos la travesía.

  Al llegar a Latacunga y por lo tarde nos detuvimos a comer en el restaurante "El Chonerito". Lugar de comida costeña conocido por Marcelo.

   Ya recargados de energía seguimos nuestro periplo atravesando la ciudad de Latacunga y aprovisionandonos de leña para la fogata en un aserradero local y donde mi hermana María Antonieta, quien gentilmente nos colaboró con leños para la noche.

   Seguimos por un camino no conocido por nosotros donde nos encontramos con un grupo de nativos del sector que después de algunos cigarrillos nos permitieron pasar por sus tierras. Cruzamos una quebrada con un paisaje realmente hermoso y donde nos encontramos con un poco de lodo que le puso emoción a la travesía.

   Siguiendo nuestro camino disfrutamos de paisajes a cada kilómetro que avanzamos. Llegamos a un lugar donde encontramos una cadena. Allí nos encontramos con un grupo de vaqueros oriundos de Latacunga quienes nos supieron manifestar que mas adelante nos encontraríamos con una puerta por la que se llegaba a la laguna Santa Monica de Salayambo, pero que dependía del "dueño" de la hacienda para poder ingresar ...

   Lastimosamente esta puerta estaba con candado y por la hora tuvimos que buscar un lugar para pernoctar. El lugar que encontramos fue ideal para protegernos del viento y poder armar el campamento.

   Una vez armado el campamento y encendida la fogata empezamos a preparar los fiambres que llevamos para la noche y disfrutar de la tradicional tertulia que caracteriza las noches en la montaña.

   En la mañana, luego de desayunar, un grupo decidió ir a visitar una cascada que se podía divisar desde nuestra zona de acampada y disfrutar de la naturaleza. Viaje que fue frustrado por un grupo de toros de lidia con los que se encontraron.

   Siendo las 12:45 y después de almorzar, empezamos el retorno, y lastimosamente otra vez nos encontramos con la puerta con candado por lo que no pudimos llegar a nuestra meta en esta ocasión. Les recomiendo que si desean ir a la Laguna de Salayambo, tomen el camino por Palopo que no tiene este tipo de inconvenientes...

   Cerramos la travesía en la gasolinera de Petrocomercial antes de Tambillo a las 15:30 después de un viaje sin contratiempos.

Hasta una próxima ocasión.
Niveramente
Jorge Ortiz


miércoles, 21 de marzo de 2018

Travesía Febrero 2018 - La Victoria - Río Cristal - Lloa




Segunda travesía del año en curso del Club Niva 4x4 Ecuador, destino La Victoria, río Cristal,  Lloa.
Participantes:
Oswaldo Gomesjurado y Jaimito.
Diego Bazante en solitario.
Francisco Jácome,  Gigi Villarruel y Daniela Jácome.
Aquiles Zurita y su esposa Linda.
Marcelo Baquero y Alex.
Reunidos en el punto de encuentro, a las 10 am salimos en caravana con dirección al camino antiguo a Chiriboga, llegamos sin novedades a pesar del mal tiempo que reinaba hasta San Juan de Chillogallo donde nos desviamos con dirección a La Victoria por un camino de segundo orden en el cual encontramos un clima bastante extraño porque a pesar de estar a 3100msnm se podía observar vegetación de clima templado como por ejemplo helechos, líquenes etc. Después de aproximadamente 20 km llegamos a La Victoria, lamentablemente el clima no nos acompaño porque no paro de llover y no pudimos disfrutar del paisaje, después de conversar con varios lugareños que nos pusieron a las ordenes la casa comunal para en una travesía futura poder acampar,  decidimos regresar por un camino que conduce a la localidad de Lloa.

Iniciamos el camino con llovizna y lodo donde se dificulto un poco la conducción, después de varios km de recorrido  nuestro compañero Marcelito por esquivar una zanja se encuneto junto al precipicio pero gracias a la comunicación por radio que disponemos pudo avisar y enseguida procedimos a sacarle de la cuneta usando wincha, poleas, cables etc. Superado el contratiempo continuamos la travesía hasta encontrarnos con una puerta donde pudimos percatarnos que era la ruta equivocada, regresamos hasta un desvío donde pudimos ir por el camino correcto, recorrimos varios Km de lodo, pendientes y charcos de agua hasta empatar con el camino Lloa - Palmira.

Continuamos por el camino que conduce a la localidad de Palmira encontrándonos con varios restaurantes de comida típica del lugar, por cada km recorrido el camino se ponía más complicado, se estrechaba  y nos encontramos con piedras sueltas y varias ramas caídas por lo que tuvimos que retirarlas del camino hasta que llegamos al Río blanco en donde nuestro guía Oswaldito cruzo con un poco de dificultad, viendo por donde paso el primer Niva  cruzamos todos y continuamos la ruta por varios  km hasta encontrarnos con el río Cristal donde nos detuvimos debido a que el río estaba crecido y se dificultaba cruzar por las piedras sueltas que tenía. 

Dimos vuelta todos para regresar, por la estreches del camino no pudimos colocarnos en el orden en que estaba conformada la caravana; así que regresamos como pudimos, nos encontramos nuevamente con el río Blanco donde el primero en cruzar fue Aquiles sin problemas, era mi turno de cruzar, llegamos hasta la mitad del río y no pudimos continuar debido a que ingrese sin viada y me quede sin tracción por las llantas no adecuadas para esas situaciones Off Road, enseguida ingreso agua a la cabina por lo que tuvimos que desalojarla con lo que podíamos y proteger las partes eléctricas del vehículo como la computadora. Aquiles de inmediato engancho la eslinga y procedió a remolcarme pero debido a la profundidad del rio y a unas piedras grandes el intento fue inútil a tal punto que la eslinga se rompió, inmediatamente entre todos decidimos utilizar la wincha de Marcelito para remolcarme para atrás, en ese momento mi Niva empezó a fallar el motor se apagaba y volvía a prender con dificultad debido al agua que estaba mojando los cables de bujías hasta que se apago y no prendió másL. El intento de remolcarme para atrás tampoco dio resultado por el tamaño de las piedras que detenían el Niva. 
Nuevamente entre todos decidimos usar  una High-Lift del Niva de Oswaldito, levantamos el Niva que yacía hundido en el río logrando liberarlo de las piedras que lo detenían y con apoyo de la wincha logramos sacarlo del río después de varios intentos. Qué alivio ver el Niva fuera del río pero faltaba cruzar nuevamente, los demás Nivas comenzaron a cruzar el río hasta lograr pasar al otro lado donde planificaban como remolcarme hasta el otro lado. 
Con la ayuda de Diego seguíamos  con la tarea de prender el motor lo que se complico porque el tanque de gasolina estaba con agua, demoramos una hora en sacar el agua del tanque hasta que por fin se prendió; que alegría. Inmediato intente cruzar el rio logrando pasar un 90% del mismo y nuevamente me remolcaron con la wincha de Marcelito ya sin dificultad.
Eran las 19 horas aproximadamente cuando regresábamos por el camino que conduce a la localidad de Lloa para acampar en un lugar apropiado, Marcelito nos comunico por radio que tenía un ruido extraño en su vehículo por tal motivo reducimos la velocidad hasta llegar al sitio de camping, no demoramos en armar el campamento y merendar después del duro rescate de mi Niva.
Ya recuperadas las fuerzas pasamos un momento agradable de tertulia con todos los participantes de la travesía disfrutando de una hermosa noche llena de estrellas.
Al siguiente día estaba planificado ascender hasta el cráter del Guagua Pichincha lo que se complico porque el Niva de Aquiles en el intento de remolcarme se quedo sin embrague y el Niva de Marcelito se rompió la base de un amortiguador así que decidimos quedarnos en el mismo lugar hasta el medio día donde aprovechamos el buen clima que hacía para bautizarme como nuevo socio del Club. 

Decidimos almorzar en la localidad de Lloa en un restaurante tradicional del lugar donde disfrutamos de buena comida y un poco de viento helado, después avanzamos hasta la localidad Del Cinto donde fue la despedida oficial de la travesía y cada uno nos dirigimos a nuestros hogares cansados pero felices de compartir momentos inolvidables en compañía de todos los integrantes y de nuestros vehículos todo terreno.

Hasta la próxima aventura con el Club Niva 4x4 Ecuador.
Un fuerte abrazo nivero.

Francisco Jácome.




Travesía Enero 2018 - Palo Quemado


Buen día amigos niveros, es para mí un grato honor el escribir la bitácora correspondiente a la travesía del 27 y 28 de enero del 2018, por ser mi primera bitácora, por ser la primera travesía que la realizo como miembro oficial del Club Niva 4x4 Ecuador y por ser una travesía de beneficencia y de ayuda al prójimo. 

Nos encontramos en el punto designado a las 9h00 am, la gasolinera de la Biloxi, la espera a que lleguen todos es el perfecto momento para ultimar detalles de la travesía y para empezar con las bromas con camaradería que caracterizan a las travesías del Club.

Empezamos la travesía hacia Palo Quemado en la Provincia de Cotopaxi a las 9h55 con 7 nivas en formación; en la cabeza: 1° Oswaldo Gomezjurado con Jaime, 2° Diego Bazante (Aspirante), 3° Francisco Jacome (aspirante), Gigi Villaruel junto a Daniela Jacome, 4° José Camino y María José Bustamante, 5° Eduardo Tierra y Matias, 6° Marcelo Baquero y en la cola 7° Gustavo Vaca.
Al salir de chillogallo nos encontramos con el repaso de una banda de gala (Antes Bandas de Guerra), que detuvieron nuestro camino por pocos minutos. Después de pasar, inmediatamente comenzó el camino de lastre y piedras, donde los Nivas demostraron que ese es su habitad predilecto, esos fueron los comentarios en la radio con los que todo dueño de un Niva está de acuerdo. Los Nivas sacaron lo mejor de sí, después de una corta subida realizamos la primera parada técnica para compactar la caravana y para poder reconocer el lugar donde nos encontrábamos.

Al continuar nos damos cuenta que el polvo es demasiado para poder seguir con la caravana compactados, así que se toma la decisión de distanciarse unos cuantos metros, la medida ayuda en algo, y continuamos, realizamos una parada para poder tomar una foto con los Nivas y el paisaje despejado, entre tanto por el camino otro Niva que al ver la caravana se detiene a conversar con nosotros y a desear que nos vaya bien en nuestra aventura.

Al pasar Chiriboga,  esta vez ya con lluvia y charcos en la vía, pedí que se realice una parada técnica para revisar un sonido en mi Niva, el cual no fue más que un capricho del mismo y nada más, se aprovechó para ver que nos encontrábamos a 980m sobre el nivel del mar y llevábamos 88 km recorridos, la lluvia, el lodo y los baches hacían de este un viaje divertido, emocionante y que dejaba ver el potencial de los Nivas bajo estas condiciones.

Siendo ya las 13h30 llegamos a la carretera Aloag – Santo Domingo, donde el hambre fue más y entramos a almorzar en el Paradero “Mi Ranchito”, donde sin aviso ni alerta apareció Aquiles Zurita y su esposa Linda, una vez que recuperamos energía empezó la subida a Palo Quemado, una vía de tierra y piedras, que emociono a muchos de nosotros por la velocidad que alcanzábamos, donde los Nivas demostraron una fluidez y control impecables.


Una vez llegamos al lugar de acampada pudimos conocer a Don Pedro, una persona que todavía vive en un paraíso terrenal, rodeado de vegetación y paz, un lugar casi olvidado que fue presa de la minería hace más de 20 años.
En la noche se nos unió Jorge Ortiz junto a Anita Belén, y se comenzó la fogata Nivera que ameniza las noches de camping, estando a una altura alrededor de 1200 m sobre el nivel del mar el frío nos sorprendió, el que se contrarresto con un sorbo de puntas del lugar ofrecidas por el hijo de Don Pedro, las que junto a la fogata ayudaron mucho a calentarnos.

Al día siguiente nos despertamos para cumplir con el objetivo de esta travesía, así que nos dirigimos a la escuela del sector para poder realizar la entrega de lo donado, nos encontramos gente de buen corazón, organizados para recibirnos y felices de nuestra llegada.

Un representante de cada Familia del lugar se acercó y recibieron su donación, con juegos y gincanas se entregaron juguetes, pelotas y un poco más de lo que se llevó, en agradecimiento los habitantes de la zona nos brindaron un desayuno que contó por 3, así es el pueblo ecuatoriano, el que más carece es más generoso.

Después de jugar un momento con los niños de la zona y la guincha de Jorge, a ver quién gana jalando, emprendimos el regreso al campamento, empacamos y empezó el acto de bienvenida al club para mi persona, no puedo dar muchos detalles de eso pero solo diré que el arrastre no es tan largo, en este punto quiero agradecer a Gustavo, mi padrino que me ha ayudado en muchas ocasiones con mi Niva, y ahora me da la mano como un compañero Nivero.
Por un compromiso Aquiles y su Esposa tuvieron que adelantarse en el regreso, nosotros nos quedamos un poco más guardando todo, ahora el calor era demasiado, no pudimos resistir darnos un chapuzón en la piscina media llena que antes fuera de los potentados mineros, y ahora está en constante deterioro.

El regreso lo emprendimos a las 13h50, sin ninguna novedad por la ruta Santo Domingo – Aloag, la despedida se la realizó en Aloag, aviando recorrido 207 km.
Por muchos kilómetros más junto a nuestros Nivas, más memorias, pero sobre todo conocer gente buena que nos enseña que con pasión y constancia se pueden recorrer muchos Kilómetros, tener muchas aventuras y tocar muchos corazones, con un niva a donde sea
.
José Camino