martes, 6 de noviembre de 2007

Aventura a Chiriboga


Estimados Amigos:
La travesía de este feriado empieza a las 07:30, en la zona de reunión uno, la tribuna de los Shyris, frente a la casa de Correa; esperando, recibo una llamada de Oswaldo, en la que dice que no se sabe bien, pero ya hay una baja más al grupo………. Y en este caso le tocó a Charlie…… Minutos después llega Gustavo a los Shyris y posteriormente Oswaldo
Partimos con dirección al sur a eso de las 08:30, tres pilotos y sus tres máquinas dispuestos a todo lo que depare la travesía…. Cuando llegamos a la Av. Morán Valverde, cuál la sorpresa nos encontramos con Pablo y Santiago Guerra y Nelly su navegante en esta ocasión. No hubiéramos pasado por ahí, a no ser que debía recoger a mi copiloto de este viaje Araceli Luna. La próxima vez sería recomendable que confirmemos con tiempo, ya sea que vamos o que no vamos. Muchas veces son casos fortuitos como el de Charlie, que esperamos se encuentre mejor.
Serían las 08:45, cuando por fin estuvimos completos y listos para empezar la aventura, prueba de radio entre Gustavo y Alvaro, el viaje había empezado. Mientras Gustavo me sugería que estábamos un poco lejos del camino que el conocía para ir a Chiriboga, yo le contaba que había hablado en esa semana con algunos clientes que utilizan con frecuencia ese camino y me decían que no estaba en condiciones pues había tres curvas en donde ya habían fracasado los Toyota Land Cruiser en el intento de pasar…… Luego seguimos por donde conocía, es decir, por Chillogallo. Subíamos cuando de repente perdí el camino, las cosas han cambiado en doce años, pues está pavimentado y adoquinado desde Chillogallo, cosa que no sucedía años atrás.
De pronto paramos a observar el paisaje inigualable de la serranía ecuatoriana, el Guagua, el Padre Encantado y El Ruco Pichincha. Sorpresa tenían huellas de una nevada y sus picos delataban el frío de la noche anterior….
Minutos después cuando ya habíamos empezado la bajada de la cordillera, Oswaldo nos comentaba de la cadena que existía pues era el sitio de reunión de vehículos que bajarían por la vía y que debían esperar hasta que todos los que subían lleguen al paso del páramo, porque en la vía hay sitios extremadamente estrechos en los que sólo un carro puede pasar por vez.
Rectas y curvas van…. El paisaje inigualable, diferente, precipicios que superan los 200 mts. hasta donde la vista alcanza. Encontramos dos centrales reductoras de presión del Sote, cuando el grupo se preguntaba y el oleoducto por donde es que mismo va…… La pregunta se contestaría mas abajo cuando por fin lo vimos….
Paradas más o menos, refrigerios, fotos, por fin llegamos a un recinto que desde la bajada se lo veía abandonado por gobierno central, pero cuando llegamos a su escuelita, nos dimos cuenta que tenían una cancha múltiple a pesar de ser unidocente. Averiguaciones y demás, continuamos el viaje……
Cuando por fin vimos el asfalto de la vía Quito-Sto. Domingo Km.70, recinto las Palmas.
Consultas, al mapa, conversación y por fin la decisión, seguiríamos unos cuantos kilómetros por asfalto hasta encontrarnos con la vía que va de Chigüilpe hasta Sigchos. Esta vía es muy estrecha de tierra y en invierno debe ser un infierno subir o bajar por el lodo. Los paisajes impresionantes, los ríos cada uno más interesante que otro, cascadas, caídas de agua. Todo el grupo esperábamos no encontrarnos con ningún vehículo de bajada pues no hay espacio para el cruce, todo salió bien y pudimos llegar a la parroquia de Palo Quemado, lugar de un sin número de trapiches y zona ganadera…… Pregunta que va, otra que viene, nos guiaron a las instalaciones de una minera que ya no funciona y nos acomodamos gracias a la hospitalidad del cuidador del lugar Don Pedro.
Lugar en el disponíamos de luz eléctrica, baño y piscina, por supuesto de agua fría, que luego de armar el campamento y estar acalorados, no fue mala idea.
Luego de un almuerzo frugal, a mas de las 19h00, la tradicional fogata, en la que ya no nos acompañaron los hermanos Guerra y su navegante……..
¡La charla va, el vodka también………! ¡Y ya hace hambrecita!, y nunca faltan las salchichas y el recalentadito…….. Se acaba la leña y los gallos le cantan al alba, hora de ir a dormir.
A la mañana siguiente: Lucha con las hormigas en el campamento, porque sin saberlo se lo armó arriba de un hormiguero, nuestro amigo Gustavo sufrió las consecuencias de aquel atrevimiento, para variar todo mojado, las carpas al auto a secarse en Quito.
Desayuno, cambio de llanta de mi NIVA y a Palo Quemado a averiguar la situación de la escuela o colegio tema que trataremos en la reunión del club.
Paso por el peaje de nuevo y a bajar. Resolana primero y el sol después, el calor por fin se hizo presente, el cruce con un bus en la bajada, maniobra va y otra viene, la ventaja del radio y avisar que busquen un lugar amplio para hacer el cruce con el bus, cuyo chofer parecía estar en sala de partos. Que cara del infeliz, nunca había visto tanto miedo en una expresión……
El camino es estrecho pero no es para tanto. Segundos después una caída de agua espectacular, fotos y exploración de la zona. Pero en la exploración nuestro querido amigo Oswaldo pierde el equilibrio y va directo a su yacuzzi privado, con ropa, celular y control a distancia de apertura de las puertas del NIVA…. Felizmente sin consecuencias, más que para el orgullo. TODO MOJADO, PARA QUE PONERSE ROPA DE BAÑO. Momento de esparcimiento y fotos.
Salimos de la cascada rumbo a la primera gasolinera, me la paseeeeee, a la segunda una REPSOL, jamás volveré a tanquear ahí, que dices Gustavo vamos por otra….
Reparación de la llanta de mi NIVA, discusión entre Gustavo y yo por no ver un clavo de 6 pulgadas en el camino.
Decisiones, decisiones, decisiones…… pavimento o lastrado, Aloag o Chiriboga.
Regreso a las Palmas, maduro con queso y sigue la aventura, minutos después problemas en el Niva de Gustavo. Una, dos, tres veces, parada en la Finca Las Hortensias, ahora por mi carro el mismo defecto que el de Gustavo…… Nos llama la atención el letrero de la finca “CUIDADO PERRO EMPUTADO”, pero el perro más manso.
Seguimos y seguimos y seguimos subiendo, el camino cada vez más estrecho, frío, lluvia y neblina más densa que la de Aloag.
El reto a la altura de nuestros NIVAS………. Hasta que por fin se acabó la subida y la neblina, vemos las primeras luces del sur de Quito…….. Otra vez la civilización el tráfico salvaje de Quito, carros que se meten, se cruzan, etc.….
Despedida de los Amigos y las gracias por tan linda aventura y a casita se ha dicho…. A aplastar la oreja.
FIN.
Alvaro
mas fotos en nuestra galeria

1 comentario:

kirstenfalcon dijo...

MUY BIEN, te luciste con esa redaccion y las fotos...Abrazos.
Kirsten